Consulta barata con una Vidente sin cartas

La mayoría de nosotros hemos acudido al menos una vez a una vidente para solicitar una lectura del tarot y obtener las respuestas y consejos que precisamos para un mejor porvenir. Sin embargo, debemos saber que existe la posibilidad de encontrar a ciertos maestros del esoterismo, quienes no emplean ninguna mancia en particular a la hora de hacer sus predicciones y ofrecernos la información que tanto buscamos. De tal manera, el universo nos ha favorecido al darnos la oportunidad de recurrir a una consulta con una vidente sin cartas, una profesional de la mediumnidad que tiene el poder de efectuar sus pronósticos y vaticinios, mediante el empleo de sus facultades de videncia como única herramienta predictiva.

¿Cómo trabaja una vidente sin cartas?

La videncia sin cartas se lleva a cabo mediante el poder sensitivo y de percepción que le brinda a la vidente un acceso especial a aquellas imágenes y manifestaciones que no pueden ser captadas por los cinco sentidos; y es que estas representaciones vibran en una frecuencia energética tan elevada, que solo aquellos que han desarrollado el don de la clarividencia tienen la capacidad de captarlas. Así, la vidente sin cartas tiene la facultad de conocer cualquier aspecto de la vida del consultante, ya sea que se trate de su pasado, presente o futuro, con gran facilidad y sin necesidad de acudir a instrumento alguno.

En tal sentido, una vidente real no requiere de herramientas o métodos predictivos durante la realización de la consulta, aunque esto no le impide utilizar alguno de los instrumentos característicos del esoterismo para lograr una mayor profundidad y certeza en sus pronósticos. Esto se debe a que una vidente o adivina no tiene el poder de controlar su poder mental para alcanzar a vislumbrar lo que está más allá de la capacidad de percepción humana, por lo que puede recurrir a diferentes herramientas en caso de considerarlo necesario, entre las cuales destacan el péndulo, la bola de cristal y las populares cartas del tarot.

¿Solo los buenos videntes pueden leer el tarot?

La conexión de un vidente con sus cartas es lo que determina la calidad y efectividad de la lectura del oráculo, por lo que ambos representan factores importantes a la hora de participar en una consulta. Cada una de las barajas dispone de una simbología en particular que debe interpretarse de manera individual y que luego debe vincularse para hilar una historia, que solo puede ser leída y comprendida por un vidente de verdad.

Así, una buena lectura del tarot depende de la presencia de una vidente real, pero una vidente verdadera no necesita del tarot para demostrar sus facultades y cumplir con su misión de ayudar a la humanidad en el logro de sus metas y objetivos.

vidente sin cartas

¿Qué herramientas utiliza una vidente sin cartas?

Una vidente sin cartas utiliza sus canales energéticos para entrar en contacto con los seres que habitan en planos superiores, recibiendo los mensajes y anuncios que éstos le transmiten, para luego interpretarlos y revelarlos a los consultantes en el plano terrenal que hayan acudido a su consulta en busca de una ayuda o guía espiritual.

Aquellas personas que poseen la facultad de la clarividencia poseen también un tercer ojo, un poderoso centro energético que les permite observar lo que otros simplemente no pueden lograr. De esta forma, una vidente real es capaz de captar el aura y la frecuencia vibratoria, tanto emocional como mental, de quienes acuden a su consulta, logrando incluso adivinar sus pensamientos.

Otra de las estrategias que utilizan las videntes sin cartas para conectarse con el plano astral es lo que se conoce como desdoblamiento de la conciencia, un mecanismo que les permite elevar su energía y comunicarse espiritualmente con los seres de otras dimensiones, mientras su cuerpo físico continúa aún anclado al plano terrenal. Esta forma de conexión hace posible que la vidente pueda predecir los acontecimientos que tendrán lugar en un futuro, así como viajar a lugares distantes y hablar con personas que han dejado el universo terrenal y se han proyectado a un plano superior, recibiendo sus anuncios y señales para transmitirlas a aquellos que precisen de su ayuda.

Por otra parte, quienes han desarrollado el don de la clarividencia adquieren la capacidad especial de percibir las representaciones de forma extrasensorial, esto gracias a su increíble poder mental que trasciende el plano físico y logra penetrar en otras dimensiones.

La vidente que no maneja las cartas hace uso de su intuición y de su sexto sentido para poder captar los acontecimientos, las emociones y los sentimientos de los consultantes, percibiendo su frecuencia vibratoria y la de todo aquello que le rodea, teniendo la capacidad de analizar los diferentes planos de su vida, ya sea que se trate de su pasado, presente o futuro.

Asimismo, la sensibilidad que posee una vidente sin cartas es una de sus herramientas más poderosas, pues le permite elevar su energía y su espíritu para comunicarse con los seres de otras dimensiones, favoreciendo la recepción de los mensajes o anuncios que serán transmitidos a quienes hayan acudido a la consulta en busca de ayuda.

¿Cómo se prepara una vidente sin cartas para realizar una consulta?

Una buena vidente debe desarrollar sus habilidades especiales antes de iniciar una consulta sin apoyarse en instrumento predictivo alguno, sino con el simple uso del don que le ha sido otorgado como misión de vida.

Una de las prácticas que le permite lograrlo es la meditación que, realizada de manera constante y a plena conciencia, puede ayudar a aquellas videntes que no manejan las cartas en su tarea de canalización energética. Asimismo, es importante que estas especialistas trabajen intensamente en el estímulo de su intuición y capacidad perceptiva, de modo que sean capaces de elevar su energía y conectarse con los seres de luz, de una manera fácil y efectiva.

Una vidente sin cartas emplea los métodos e instrumentos que ha adquirido al trabajar en el desarrollo de sus facultades, para transmitirnos las señales provenientes del mundo espiritual a través de su consulta, dándonos la oportunidad de utilizar dicha información en nuestro propio beneficio, para que podamos construir vida que queremos.

 

 

Posts relacionados